Política de Privacidad y Cookies

Este sitio web, margotmatesanz.com, pertenece a Margarita Matesanz. En él comparto información sobre proyectos realizados por mi misma y también por Salpem SCP, sociedad de la que formo parte. Mi intención es hablar de temas que me interesan respecto a Internet, la creación de páginas web y cualquier asunto que en un momento dado me resulte relevante.

Uno de los temas que considero extremadamente importante es el uso de los datos personales en Internet. Me posiciono totalmente en contra, por lo menos en cuanto a mi misma se refiere. Por lo tanto, no hago uso de formularios de contacto ni tengo habilitados los comentarios. Así que no tengo ningún fichero de datos ya que no recojo ninguno.

Esto no quiere decir que no quiera saber nada de ti. Si quieres contactar conmigo o compartir alguna opinión puedes hacerlo escribiéndome a hola@margotmatesanz.com o a través de las redes sociales.

Ahora bien, es prácticamente imposible no utilizar las Cookies. Esto son pequeños ficheros de texto que quedan almacenados en tu navegador según vas visitando páginas. Sirven para guardar tus preferencias y su función es facilitar tu navegación. Como todo en esta vida, tiene su parte oscura. También pueden ser utilizadas para conseguir información y utilizarla de alguna manera que no sea de tu agrado. No es el caso de esta web.

¿Qué cookies no me queda más remedio que utilizar?
Las que vienen por defecto con WordPress, el gestor de contenidos que utilizo.  En realidad solo se activan cuando voy a la zona de administración y, como tú no tienes acceso, nunca van a ser instaladas en tu navegador.

¿Y las Cookies de terceros?
He de confesar que me gusta ver cuántos visitantes tiene mi web, qué páginas son las que resultan más interesantes… Y para ello utilizo las estadísticas que ofrece WordPress.com a través del plugin Jetpack.

También he decidido poner a tu disposición botones para compartir los artículos de esta web en tus redes sociales. Podrías copiar y pegar la url, pero estos botones lo hacen más fácil. Así que cuando compartes la información de esta web en tus redes sociales seguramente se instale alguna cookie, que pertenecerá a Facebook, Twitter… la red que sea. No tengo nada que ver con esto.

Y siempre que se introduce un contenido de Youtube, Spotify u otra red social o servicio online, son estos terceros los que incluyen en tu navegador sus cookies y excluyo esta responsabilidad.

Si no te gustan las cookies y prefieres navegar sin que estos ficheros se vayan instalando en tu navegador, puedes configurarlo para que así sea. Puedes buscar simplemente “como deshabilitar las cookies en –el nombre de tu navegador–” y Google o el buscador que sea te dará la respuesta, que estará más actualizada que el link que pueda haber puesto aquí en un momento determinado. Ya sabes que en Internet todo cambia.

En cuanto al uso de esta web, los contenidos que encontrarás en ella son míos y si quisieras utilizarlos te agradecería que me escribieras o que, al menos, pusieras un link a mi página o como mínimo mi nombre como fuente. Como habrás visto, yo misma lo hago así con los contenidos de otras personas y las imágenes que utilizo llevan siempre la referencia del autor. Suelo escogerlas en unsplash.com y seguir sus recomendaciones: dar el crédito al autor.
Si aún así en algún momento alguien considera que hay algún contenido que debería de estar acreditado… por favor, que contacte conmigo y lo solucionaremos.

Internet nació para compartir y crecer juntos, no para robar información y hacerse el más listo.
Precisamente, hablando de la información compartida en esta web, se trata de mi propia experiencia y no tomo responsabilidad alguna respecto a su uso. Puede haber contenidos que queden obsoletos, otros en los que me haya equivocado… Soy humana, son contenidos gratuitos y no pretendo solucionar la vida a los demás con ellos. Por favor, consulta siempre varias fuentes, contrasta… Lo que deberíamos hacer todos antes de tomar una decisión respecto a cualquier tema. Si no lo haces así, es tu responsabilidad.

Procuro mantener la web al día, pero si sufro algún ataque por parte de robots y demás bicharracos y de pronto aparecen contenidos que no son míos (hace años instalaron páginas realmente desagradables en mi servidor), no me haré responsable. Utilizo software abierto y, aunque hago todo lo posible para que vaya todo bien, no todo depende de mi.